Tragaldabas Profesionales

> Restaurantes Internacionales / 17.06.2011

 

Empezaré diciendo que no soy ni mucho menos un experto en este tipo de comida, me encanta, pero por un motivo u otro no es el tipo de restaurante que más suelo frecuentar. Tampoco he estado en muchos de los 'grandes restaurantes indios' de Madrid, o en los que dicen ser los mejores, sólo en un par de ellos y hace no mucho la última vez; la experiencia fue cuanto menos decepcionante: mal servicio, poca cantidad de comida, poco sabrosa y caro, claro. No he ido nunca a un restaurante indio con alguien que me haya dicho "esto es auténtico" o "esto no lo he visto en mi vida allí", ni amigos que hayan viajado por la zona ni gente de allí que haya conocido.

Ternera / 13.06.2011

  No supe de la existencia de este plato hasta mediados del año pasado cuando uno de los sospechosos habituales me dice que lo acaba de descubrir y quiere ir a Asturias a comerse uno. La idea era muy atractiva, pero para qué esperar a cuadrar fechas si podíamos comerlo en Madrid, seguro que en algún sitio lo encontraríamos. Y lo encontramos, o más bien los encontramos en plural. Empezamos nuestra particular 'ruta del cachopo en Madrid' recorriéndonos todos los restaurantes de los que teníamos constancia de que lo hiciesen alternándolo con algún viaje a Asturias.
Pescados y mariscos / 01.06.2011

 

Hay 4 cosas que no me pueden faltar en la cocina: mis cuchillos, el 'corta-verduras-en-dados', el wok y el horno. Hasta el punto que cuando me toca cocinar en casa de algún amigo me voy con todos mis utensilios, ¡menos con el horno! :)

Cuántas veces habré dicho por qué un wok me parece 'La Sartén', te permite cocinar sin preocuparte mucho por 'las formas', da igual lo que remuevas la comida y con qué energía que no se saldrá nada. El horno es aún más cómodo, no tienes que hacer nada (o casi nada) salvo esperar a que esté hecha la comida; a lo sumo regar cada cierto tiempo la comida con algún líquido, nada más.

Perdería la cuenta si tuviese que pensar en la cantidad de amigos que tengo que sólo usan el horno para... ¡guardar las sartenes! Claro, dónde si no :) Y lo peor de todo es que lo usan como armario porque no tienen ni idea de darle el uso que le corresponde.