Tortas de kimchi (Kimchijeon) - Tragaldabas Profesionales
1926
post-template-default,single,single-post,postid-1926,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Tortas de kimchi (Kimchijeon)

 

 

Descubro, una vez más, gracias a Foodspotting 2 platos muy representativos de la cocina coreana de la que no sabía absolutamente nada y por la que nunca me había interesado, hablo del kimchi y del bibimbap.

El kimchi me llama enormemente la atención porque, cada vez que alguien subía un plato a Foodspotting, muchísima gente dejaba comentarios muy apasionados de lo bueno que está. Veía que se podía comer de mil maneras, solo, como acompañamiento o como un ingrediente más en platos de lo mas variados. ¡Si tanta gente coincidía en que era tan maravilloso tenía que probarlo! :) Aviso a navegantes, es ligerísimamente picante.

 

El bibimbap, y sobre todo en su variante dolsot, me llamaba la atención por lo atractivo que me resultaba, ¡tan colorido! Es un plato compuesto de arroz, verduras salteadas y pasta de chile coreano al que generalmente se le añade huevo y carne.

Dolsot significa, literalmente, cuenco de piedra y es así cómo te lo sirven, en un cuenco de piedra al rojo vivo con el arroz en el fondo y el resto de ingredientes encima. Dejad que el arroz se tueste unos segundos antes de removerlo todo y disfrutad, ¿¡a quién no le gusta el arroz crujiente!?

 

El año pasado fui por primera vez a un restaurante coreano en Madrid y, como me suele pasar siempre, fue amor a primera vista :) Al poco tiempo ya estaba yendo a otro, por comparar, para seguir probando cosas que se me iban antojando de las que veía en Foodspotting, ¡que fuente de inspiración!

Poco tiempo después ya me estaba interesando por hacer mis propias creaciones en casa y hoy os traigo algo muy sencillo de hacer, que sirva como anzuelo por si decidís darle una oportunidad al kimchi.

 

Hasta ahora lo compro ya preparado en Iberochina, los que viváis en Madrid y nunca os hayáis pasado por allí… ¿¡a qué estáis esperando!? Después de años comprando en este supermercado oriental no dejo de sorprenderme con las cosas que encuentro cada vez que voy por allí, algo que cada vez hago con más frecuencia. También venden a través de su página web, por si no os podéis acercar a la tienda (o sois demasiado vagos para hacerlo), el catálogo es mucho más pequeño pero seguro que cubre vuestras necesidades. También tienen tienda en Barcelona.

 

No he hecho más que traducir esta receta y adaptarla ligeramente por necesidad. Veréis que en la receta original usan 3 cucharadas del líquido dónde se conserva el kimchi, por desgracia en los tarros de conserva no hay tanto líquido, así que yo añadí una cucharada de tomate sofrito a la mezcla como podía haber añadido cualquier otro líquido que tuviese a mano.

Estas tortas admiten otros muchos ingredientes, la primera vez que las hice quería saborearlas sin otras distracciones, también las he hecho con gambas troceadas y no están nada mal. Usad vuestra imaginación.

 

 

 

INGREDIENTES para 2 tortas pequeñas

  • 1 taza de kimchi troceado
  • 2 cucharadas de cebolla picada
  • 1 cucharada de tomate triturado
  • 1/2 taza de harina tostada
  • 1/4 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar

Otros ingredientes

  • Aceite de oliva

 

 

PREPARACIÓN

 

1.- Echamos el kimchi en el recipiente dónde vayamos a hacer la mezcla y hacemos los trozos un poco más pequeños con una tijera si fuese necesario.

 

2.- Añadimos el resto de ingredientes, excepto el aceite, y mezclamos bien todo. Si viésemos que la mezcla está muy líquida podremos añadir un poco más de harina.

Para evitar que supiesen demasiado a harina antes la tosté un poco.

Pinchar para ver más grande

 

3.- Ponemos un poco de aceite en una sartén pequeña a potencia alta, el suficiente para freír bien la cara de abajo de la torta. En la receta original usan sólo un par de cucharadas, pero yo he tenido mejores resultados usando más.

Echamos un cazo de mezcla cuando el aceite esté bien caliente y distribuimos la uniformemente con una espátula por toda la sartén. Dejamos que la torta se tueste ligeramente.

Pinchar para ver más grande

 

4.- Bajamos a potencia media-alta y le damos la vuelta a la torta, no nos costará nada hacerlo, parecerá que la torta es de goma :)

Comprobamos antes que esté bien hecha.

Pinchar para ver más grande

 

5.- Cuando ya esté hecho el otro lado de la torta, le volvemos a dar la vuelta y la calentamos durante 30 segundos antes de sacarla de la sartén.

No tengo ni idea de por qué este paso, eso dice la receta original y eso hice…

 

 

 

Cuando tengáis las  tortas hechas podéis servirlas tal cual o cortarlas en trozos si se van a compartir como aperitivo.

Os recomiendo que las acompañéis con esta mezcla:

  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de zumo de limón

 

 

1 Comment
  • Kimchi | Tragaldabas Profesionales
    Posted at 11:34h, 20 noviembre Responder

    […] que, el día que decidí empezar a hacer mis pinitos en la cocina, le pregunté a una coreana y me dijo que siguiese este blog porque allí es el #1 y […]

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.