Sopa de ajo - Tragaldabas Profesionales
2174
post-template-default,single,single-post,postid-2174,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Sopa de ajo

 

Después de los días que hemos pasado de aire y lluvia mi cuerpo me pedía a gritos guisos viejunos de los que hacen que entremos en calor pronto, y la sopa de ajo es perfecta para días de mal tiempo.

 

Aunque aparentemente esta sopa no tiene muchas variaciones entre distintas recetas tiene más de las que podríamos imaginar. A veces la hago con caldo de carne, si tengo, y si no con agua, este punto no me preocupa demasiado; nunca frío el pan como hacen algunos, por intentar usar la menos grasa posible; pimentón picante siempre que la hago para mí sólo, o dulce si la hago para varios, tampoco me importa sacrificar esto con lo que me gusta el picante. Pero si en algo se diferencia la mía de otras es que uso más cantidad de ingredientes por persona de lo que suele ser habitual: me encanta el ajo, ¡por mi cabeza no pasa usar 3 ó 4 ajos para 4, 5 ó 6 personas!; a quién no le gusta el jamón serrano, pues lo mismo, nada de unos poquitos trozos por persona, jamón a tutiplén; y  siempre con huevo, claro.

 

 

INGREDIENTES para 2 personas

  • 8 ajos
  • 150 g de punta de jamón serrano
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 6 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 l de agua
  • 1 hoja de laurel
  • 2 huevos

Otros ingredientes

  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Opcional: 1 l de caldo de carne

 

 

PREPARACIÓN

1.- Cortamos en láminas los ajos, no tienen por qué ser muy finas, el jamón en tacos y le cortamos la corteza al pan.

 

2.- Echamos un poco de aceite en una cazuela y ponemos los ajos a freír a fuego medio.

 

3.- Cuando los ajos empiecen a dorarse añadimos el jamón y le damos unas vueltas hasta que se tueste ligeramente.

 

4.- Retiramos la cazuela del fuego y echamos una cucharadita colmada de pimentón, dulce o picante a vuestra elección. Removemos rápidamente todo para que no se nos queme el pimentón, añadimos el pan y removemos otra vez para que éste se impregne bien.

 

5.- Añadimos el agua (o caldo de carne) y el laurel y subimos el fuego al máximo hasta que se ponga a hervir. En ese momento lo tapamos y dejamos que cueza durante 20 minutos a fuego bajo. Salpimentamos.

 

6.- Separamos las yemas de las claras, echamos las claras a la cazuela y dejamos cada yema en su cáscara (tened cuidado de que no se os caigan :). Dejamos cocer durante 2 de minutos más.

 

Ya tenemos casi lista nuestra sopa, sólo nos queda servirla en tazones y echarle a cada uno de ellos la yema que le corresponde. Removedla para que se mezcle ésta bien y disfrutad de la sopa.

3 Comments

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.