Pescados y mariscos Platos fríos

Salmón marinado

  • 22 noviembre, 2011

El salmón es uno de los pescados que más comemos en casa y de las formas más variadas, pero si tuviese que elegir una de mis favoritas sin duda sería ahumado. Una de mis favoritas, pero no La Favorita, ese lugar se lo dejo al salmón marinado. Tiene un gusto y textura similares al ahumado pero es más suave y, lo mejor de todo, es que es muy fácil de preparar en casa.

Otra de las bondades de esta preparación es que congela muy bien, no notaréis ninguna diferencia de sabor si lo comparáis antes y después de congelarlo; es por esto por lo que suelo preparar una buena cantidad.

Cuando compréis el salmón pedid que os den una pieza central, que os la partan por la mitad y que os quiten la espina pero no la piel. Y que el salmón sea grande, no uno pequeñajo con los lomos casi sin carne.

No olvidéis congelarlo antes para evitar problemas con el anisakis.

En los ingredientes veréis que hago hincapié en que la sal sea fina, de mesa, a diferencia del 99% de las recetas que podáis encontrar. Cuando empezamos marinando salmón en casa probamos con las 2 y así es como más nos gustó, probad vosotros a ver cómo os gusta más.

 

 

INGREDIENTES

  • 2 Kg de salmón
  • 500 cl de sal fina (aprox.)
  • 500 cl de azúcar (aprox.)
  • 2 cucharaditas de eneldo seco
  • 2 cucharaditas de pimienta en grano

 

 

MODO DE PREPARACIÓN

1.- Mezclamos todos los ingredientes menos el salmón en un recipiente. La sal y el azúcar tienen que estar muy bien mezclados o luego tendremos partes muy saladas y otras muy dulces.

En cuanto a la pimienta, suelo usar pimienta rosa o mezcla de varios tipos porque son más suaves que la negra. Pero cuando no tengo a mano más que negra, ésa es la que uso sin pestañear, ni me molesto en ir a comprar otra.

 

2.- Cubrimos la base de la bandeja dónde vayamos a preparar el salmón con un poco de mezcla.

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

3.- Lavamos los lomos y los ponemos en la bandeja con la piel hacia abajo.

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

4.- Cubrimos bien los lomos con el resto de la mezcla, que no quede un centímetro de salmón sin cubrir.

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

5.- Dejamos que repose durante 36 h. No es necesario que sea en la nevera pero procurad que no sea en una habitación muy caldeada.

No lo mováis en ese tiempo y no os preocupéis si el salmón empieza a asomar, no pasa nada.

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

6.- Pasado el día y medio, desenterramos los lomos de salmón y los lavamos rápidamente en agua fría.

Pinchad en la imagen para ver más grande

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

7.- Ya tenemos nuestro salmón marinado, ahora sólo nos queda cortarlo e hidratarlo. Lo cortamos en lonchas finas, usad un cuchillo bien afilado, los jamoneros son ideales para esto.

Echaremos un poco de aceite de oliva cada vez que cubramos con una capa de salmón la bandeja dónde lo vayamos dejando cortado, tenemos que rehidratarlo con aceite antes de comerlo para suavizar su sabor y textura.

Pinchad en la imagen para ver más grande

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

8.- Cubrimos la bandeja con un film transparente y dejamos que repose en la nevera como minimo 12 horas. Veréis como pasado ese tiempo tiene un aspecto muy distinto.

 

Pinchad en la imagen para ver más grande

 

 

Pasadas esas 12 horas, aproximadamente, ya estará listo para comer. Como decía al principio, si no lo vais a consumir en poco tiempo se os estropeará, no dudéis en congelarlo. Os recomiendo que preparéis paquetes individuales con film transparente.

 

2 Comments

  • ascomiceta

    He tardado demasiado en hacer este plato que hasta los mas novatos en la cocina quedarán asombrados con el resultado.

    César, eres un crack!!

    Reply

¿Quieres dejar un comentario?