> Restaurantes Internacionales

Restaurante indio ‘Mughul’ @ Madrid

  • 17 junio, 2011

 

Empezaré diciendo que no soy ni mucho menos un experto en este tipo de comida, me encanta, pero por un motivo u otro no es el tipo de restaurante que más suelo frecuentar. Tampoco he estado en muchos de los ‘grandes restaurantes indios’ de Madrid, o en los que dicen ser los mejores, sólo en un par de ellos y hace no mucho la última vez; la experiencia fue cuanto menos decepcionante: mal servicio, poca cantidad de comida, poco sabrosa y caro, claro. No he ido nunca a un restaurante indio con alguien que me haya dicho “esto es auténtico” o “esto no lo he visto en mi vida allí”, ni amigos que hayan viajado por la zona ni gente de allí que haya conocido.

Dicho lo anterior, un buen día doy con este restaurante y la experiencia fue muy positiva en todos los sentidos. Esa noche iba acompañado de una bella señorita y el camarero nos llevó a la mesa más alejada y en el sitio más recóndito del restaurante para que tuviésemos más intimidad, podía ser mi prima, pero por si acaso no lo era tuvieron ese detalle; el resto de gente estaba concentrada en la misma zona. El servicio fue bueno, poco más puedo decir: nos atendieron bien, fueron rápidos, en ningún momento nos ‘presionaron’ para pedir más cosas y, a pesar de que fuimos los últimos en abandonar el local y habían echado el cierre a la puerta, no trajeron la cuenta hasta que la pedimos. La comida, teniendo en cuenta mi ‘falta de experiencia’, me gustó mucho y con algunos platos aluciné de lo buenos que estaban (no puedo expresarlo de otra forma :).

Pues… blanco y en botella, he seguido yendo y seguiré haciéndolo.

 

Hace unos días llevé a un par de amigos que nunca antes habían comido en un restaurante indio, ellos no podían ni comparar con otros restaurantes, y les encantó a los dos. ¿Qué más puedo decir?

 

Onion Bhaji

¡No puedo ir a un restaurante indio y no pedir este plato! Es una especie de buñuelo frito hecho, fundamentalmente, de cebolla con harina de garbanzos y unas cuantas especias. Precisamente por lo de “unas cuantas especias” no me suena haberlo comido 2 veces igual en este restaurante, ni siquiera en lo que al formato se refiere, cada vez me lo han traído de una forma :) Y qué más da… ¡si está estupendo igualmente!

 

Samosas vegetales

La única decepción hasta ahora, apostaría mi mano derecha a que son congeladas y en la carta no dice ni de qué son, son vegetales. Lo que sí hay que reconocerles es que están muy bien fritas, crujientes por fuera, bien hechas por dentro y nada aceitosas. Si el que sean congeladas os da un poco igual puedes ser un buen aperitivo, pero a mí el gusto de la verdura congelada no me hace mucha gracia.

 

Biryani mixto

El biryani, tradicionalmente, es un plato de arroz con carne, generalmente de cordero o pollo. Pero, por la cantidad de especias y otros ingredientes que lleva, al final casi hay tantos biryanis como cocineros. No creo que éste que pedimos sea muy ortodoxo, el arroz estaba acompañado de cordero, pollo y langostinos; ortodoxo o no estaba bueno.

Brinjal

El biryani no sólo tiene innumerables variantes, también se acompaña de innumerables platos. En Mughul lo hacen con un plato de brinjal, un plato en el que la berenjena es la protagonista. El biryani por si solo estaba bueno, un lígerísimo punto picante, al combinarlo con el brinjal rebajaba un poco ese picor y aporta un poco de salsa al arroz que no le viene mal.

 

Langostinos Pasanda

El curry Pasanda es una de las especialidades de este restaurante, es un curry de carne muy suave. Nosotros, para seguir rompiendo las reglas, lo pedimos con langostinos :) Langostinos gigantes, por cierto, ya pelados y conservando la cabeza y cola nada más; todo un detalle para que comerlos sea menos engorroso. Si tuviese que describir este plato con una palabra sería ‘cremoso’, ¡que bueno!

 

Pollo Tikka Mughul

Una variedad que hacen del Tikka Masala muy buena. La presentación de los currys cremosos es siempre la misma, en cazuelita. Este plato me llamó la atención por un detalle, el pollo estaba muy cocinado, podríamos decir que seco, pero al llevar tanta salsa y acompañarlo de arroz no daba ni mucho menos esa impresión. Era al cortarlo con el cuchillo cuando veía que la carne estaba muy recia, pero en cuanto te metías el bocado en la boca se te iba de la cabeza. Desconozco si es así como lo cocinan habitualmente o si es que realmente estaba un punto más hecho de lo normal.

 

Arroz pilau

Como en todas las culturas de la región, el arroz es el alimento principal en la dienta de esta gente y acompañan casi todos los platos con él. Como en todos los restaurantes indios también, os encontraréis distintos arroces para acompañar los currys. Nosotros pedimos un par de raciones de arroz simple. Cuando vimos la bandeja que nos trajeron todos dijimos “la de arroz que va a sobrar…” y os podéis imaginar lo que sobró, muuuuy poco.

 

Naan

El naan es un pan elaborado sin levadura. Como con el arroz, en este tipo de restaurantes encontraréis unas cuantas variedades, desde el naan sin más a llevar todo tipo de ‘complementos’ encima o a modo de relleno. Si os fijáis en el  triángulo superior derecha del de la imagen veréis que ése lleva algo dentro, en este caso carne picada de cordero y verduras, era un naan keema. También pedimos uno normal.

 

De postre compartimos un pudding de arroz, o eso creo recordar que decía la carta, aunque no tenía la apariencia de lo que habitualmente entendemos por pudding. Era una copa de helado llena de un arroz con leche muy condimentado y acompañado con otros ingredientes, recuerdo zanahoria y uvas pasas. Estaba bueno, la verdad, pero después de lo llenos que estábamos y de que no soy muy amante del dulce sólo le di un par de tientos.

 

Comimos con cervezas y refrescos y acabamos pagando 28 € cada uno, no subo la nota porque estaba hecha a mano, sin detalle y con letra de médico XD Ha sido la vez que más he pagado, suelo rondar los 20 € por comida; también ha sido la vez que más ha sobrado.

Para que os hagáis una idea, los platos de curry más baratos rondan los 5 € y el más caro, si no recuerdo mal, 14 €. El biryani que pedimos con sus verduras aparte es ese plato que costó 14 € y bien comen 2 personas.

 

Para acabar quiero dejaros fotos de otra visita, dónde veréis ese plato que aún no me quito de la cabeza, el cordero Mughul.

Onion bhaji, y se parece poco a la anterior


Cordero Mughul, con un toque de limón estupendo


Onion kulcha, naan con cebolla encima

 

 

Restaurate Mughul
San Bernardino 10 – Madrid
Tel.: 915428698

Ver mapa

 

 

No Comments Found

¿Quieres dejar un comentario?