Pastas, arroces y legumbres Platos fríos

Hummus

  • 24 noviembre, 2011

 

Si me preguntáis cuál es mi cocina del mundo favorita os diría, sin lugar a dudas, que es la árabe; después de la española, claro ;) No sé qué tendrá esta crema de garbanzos que, en cuanto llega el calor, el cuerpo me la pide y la hago con muchísima frecuencia en casa. Imagino que el comerla fría y el toque cítrico que tiene tendrán algo que ver.

 

¿Por qué siendo un plato tan sencillo de hacer es tan difícil encontrarlo medio decente en la mayoría de los restaurantes? Es una pregunta retórica, sé perfectamente por qué, por eso prefiero hacer hummus en casa que comerlo fuera, siendo además tan sencillo de preparar.

Encontrar tahina no tendría que costaros mucho, seguro que todos conocéis en vuestras ciudades comunidades árabes con supermercados con productos de sus países. Por desgracia, las diferencias de sabor entre unos marcas y otras son muy distintas, ésta es la que compro en el supermercado del Corte Inglés en Madrid y es excelente.

Otro detalle a tener en cuenta para hacer un buen hummus es usar un garbanzo de calidad, huid de las recetas que dicen que con garbanzos en conserva sale estupendamente. Ya de paso podéis hacerlo también con crema de cacahuete en vez de tahina, como hacen en los restaurantes XD

En la lista de ingredientes veréis que algunos de ellos no son exactos, adaptad la receta a vuestro gusto, ni en los países dónde el hummus es un plato habitual comeréis 2 iguales. Al final de cada uno de ellos hay un número entre paréntesis, es la cantidad que yo uso.

 

 

INGREDIENTES

  • 2 tazas de garbanzos cocidos
  • 2 ó 3 cucharadas de tahina (3)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 a 6 cucharadas de limón (6)
  • 1 ó 2 dientes de ajo (2)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta molida
  • 1/4 de cucharadita de comino

Otros ingredientes

  • Yogur natural (cantidad necesaria)
  • Zumaque (o pimentón)
  • Aceite de oliva
  • Garbanzos enteros
  • Bicarbonato

 

 

PREPARACIÓN

 

1.- Ponemos a remojo 2 tazas de garbanzos la noche anterior. Usaremos agua caliente y echaremos 2 pellizcos de bicarbonato para que queden más tiernos al cocerlos.

Os sobrarán, para la receta usaremos 2 tazas de garbanzos cocidos. Con el caldo suelo hacer una sopa de fideos y los garbanzos los salteo con chorizo, en 5 minutos tendréis la comida de otro día hecha.

 

2.- Al día siguiente echamos los garbanzos en una olla a presión y los cubrimos con agua, que ésta rebase la línea de garbanzos en un par de dedos. Comprobad en el manual de vuestra olla para ver en cuánto tiempo se hacen, yo suelo dejarlos unos pocos minutos más para que queden más cremosos al batir.

 

3.- Echamos todos los ingredientes menos el yogur en un recipiente y batimos hasta que obtengamos una pasta suave. Os recomiendo que le quitéis el germen a los ajos.

4.- Añadimos un poco de yogur para suavizar la pasta y darle la cremosidad que queramos, cucharada a cucharada, y vamos mezclando hasta que tenga la consistencia que buscamos. Un consejo, si batís los garbanzos en caliente quedará más cremoso que en frío y puede que no haga falta añadir yogur, también dependerá de la textura que os guste a vosotros.

5.- Corregimos el punto de sal y limón y ya tendremos listo nuestro hummus.

Me encanta el limón, siempre uso 6 cucharadas, directamente.

 

 

Servidlo en un plato cubriendo toda su superficie, haced una pequeña cavidad en el centro, echad un poco de aceite de oliva y espolvoread un poco de zumaque (o de pimentón si no encontráis zumaque). Si queréis, a modo de decoración, podéis echar 2 ó 3 garbanzos en el centro con el aceite.

Comedlo con pan de pita, con palos de verduras y hortalizas, con picos, usadlo como ingrediente en un sandwich o como más os guste.

Es tan versátil que podría estar todo un día contando cómo lo uso yo :)

En algunos países añaden carne de cordero o ternera a la brasa cortada en dados, ¡delicioso!

 

2 Comments

¿Quieres dejar un comentario?