Pastas, arroces y legumbres, Verduras / 15.02.2011

 

El wok, ese gran desconocido en las cocinas de nuestros mayores a pesar de los poco más de... ¡2000 años de vida que tiene! Cuando uno lo prueba difícilmente vuelve a las sartenes de toda la vida, al menos yo las uso para poco más que cocinar por separado los distintos elementos de una receta, si hiciese falta, para luego incorporarlos todos al wok. Al ser tan alto te permite mover los ingredientes enérgicamente sin miedo a que se salga. Otra de las ventajas que tiene cocinar en wok es el poco aceite que hace falta, generalmente con un par de cucharadas soperas de aceite es suficiente y hay quien sólo pinta con un pincel las paredes del mismo.

Con esta entrada pretendo animaros a que probéis uno, porque lo que sigue a continuación lo puede hacer hasta un mono. Vamos con otra receta fácil.