Postres / 01.07.2011

  Poneos en situación: martes a las 23.30 h, viendo la serie de turno en TV y me entran un antojo de tortitas indescriptible. Una de dos, o iba a la cocina y ponía remedio o no me lo quitaría de la cabeza, que me conozco. No hace falta que diga qué pasó después :) No conozco a nadie al que no le gusten las tortitas y son facilísimas de hacer. Además, la diferencia entre comerlas fuera de casa o hacerlas uno mismo, salvando algún sitio no tiene nada que ver. Y no entremos en cómo nos gustan, si finas o gruesas, más o menos hechas.