Aves / 20.12.2011

    Receta sencilla a más no poder, saludable y que no mancha nada, y cuando digo nada me refiero a nada. El pollo se hará en su propio jugo sin perder absolutamente nada de sabor y no usaremos grasas de ningún tipo. Es conveniente que la pechuga sea pequeña, si son muy gruesas cortadlas por la mitad a lo largo para que no queden crudas en el centro. Esta receta la podría hacer hasta un mono :)