Sopas, Verduras / 22.05.2012

 

Esta es mi adaptación de una receta que leí en un blog que sigo habitualmente y que a priori tenía buena pinta. Después de hacerla me encuentro con que la proporción de coliflor/caldo era muy pequeña y además resultaba pesadísima. Quita de aquí, pon allá y al final salió esto, una sopa mucho más sabrosa y algo más ligera.