restaurante-los-costilla-tragaldabas-profesionales

Restaurante Los Costilla, para comer con las manos


El restaurante Los Costilla es ideal si cumples estas dos premisas: te gustan las cartas cortas para no volverte loco decidiendo entre 50 platos y también te gusta comer con las manos


Restaurante Los Costilla, sándwiches y costillas

Sin más, eso es todo lo que ofrece Los Costilla. Bocadillos pocos, solo de tres tipos, costillas solo unas y algún postre. Y no es una queja, todo lo contrario.

Siendo dos personas, y con tan solo tres bocadillos que ofrecen, ya nos supuso un ligero problema tener que decidir, teníamos que descartar uno, porque las costillas las íbamos a pedir sí o sí. ¿Qué se queda fuera? ¿Pollo frito, pulled pork o porchetta? Para una primera visita a Los Costilla, estaba claro que el pollo era el perdedor.

restaurante-los-costilla-tragaldabas-profesionales
Bandeja para 2

Lo siguiente que teníamos que decidir era el formato, ¿dos bocadillos grandes o cuatro pequeños más fáciles de compartir? Ellos mismos dan la solución con dos bandejas que ofrecen, una con un par de sándwiches pequeños y otra con cuatro sándwiches pequeños y medio costillar. Al final no fue tan difícil.

Añade un par de acompañamientos, en nuestro caso uno de cada, ensalada de col y patatas fritas, ¡y a disfrutar! Con las manos, claro ;)

Los sanduches de Los Costilla

restaurante-los-costilla-tragaldabas-profesionales
Mini sanduches

Ya es hora de hablar con propiedad, sanduches y no sándwiches porque los dueños de Los Costilla son venezolanos. Como decíamos antes, las opciones son tres —en tamaño normal y pequeños—: pollo frito, pulled pork y porchetta.

Los de pulled pork vienen acompañados con ensalada de col (lombarda) y los de porchetta con cebolla caramelizada y rúcula.

restaurante-los-costilla-tragaldabas-profesionales
Mini sanduche de pulled pork

Vamos con el que nos pareció una apuesta segura antes de hincarle el diente. Pulled pork —de paleta de cerdo— y ensalada de col, con que estuviese jugoso no había mucho más de qué preocuparse. No solo lo estaba sino que estaba sabroso y la ensalada de col no era nada dulce, más bien lo contrario, algo de lo que pecan la gran mayoría que encuentras en otros sitios. Combinación ganadora, habíamos empezado bien.

restaurante-los-costilla-tragaldabas-profesionales
Mini sanduche de porchetta

Continuamos con el que nos pareció que tenía más ‘riesgo’, el de porchetta. Nada más llegar, cuando nos cuentan cuál es su oferta al hacer el pedido, nos dicen que la porchetta la trocean —what!?, ¿¡por qué!?—, ¡si lo bueno de una buena porchetta es gozar con esa piel deliciosamente crujiente! Lo siguiente que nos hizo dudar fue la cebolla caramelizada con la que viene, además de con rúcula.

Pues la porchetta está riquísima y los trocitos de piel crujiente se disfrutan mucho. También, al igual que pasa con la ensalada de col de los sanduches de pulled pork, la cebolla no es dulce en exceso y acompaña muy bien a este corte tan graso.

De repente, lo que eran dudas se convierten ahora en caballo ganador, es nuestro favorito absoluto. Pero, además de favorito, es lo que hace que queramos volver para disfrutar de uno de éstos de tamaño grande, y probar ya de paso el de pollo.

Las costillas de… Los Costilla

A Los Costilla, en realidad, veníamos atraídos por el olor de sus costillas… Más que nada porque ya estábamos cansados de los sitios dónde solemos ir y queríamos probar algo nuevo, aires nuevos.

restaurante-los-costilla-tragaldabas-profesionales
Medio costillar

Que al cortar las costillas y coger una con las manos nos quedásemos con el hueso limpio entre los dedos, era un buen comienzo. Las costillas estaban jugosas, muy ricas y con mordida. De un tiempo a esta parte, con la proliferación de circuladores domésticos para cocinar al vacío, parece que ahora, si algo no se deshace con mirarlo está mal cocinado. No señores, no, tenemos dientes para algo. Y las costillas de Los Costilla tienen una textura muy buena.

Como con los sanduches, nos quedamos con ganas de comer más costillas, pero otro día, que la bandeja para 2 te deja bien lleno.

Y de postre en Los Costilla, ¿qué?

Estábamos más que llenos después de dar buena cuenta de la bandeja para 2, teníamos muy claro que no íbamos a tomar postre. Lo teníamos muy claro hasta que escuchamos «galletas Oreo fritas». En serio, no escuchamos nada más que eso, nos miramos fijamente y… lo pedimos, claro.

¡Madredelamorhermosocómoestáesto! Vienen acompañadas con helado, por si las Oreo fritas no fuesen suficientes. Oye, que no nos imaginamos volver a Los Costilla y no pedir esto de nuevo. A lo mejor la próxima vez conseguimos prestar más atención y nos enteramos de qué otras cosas tienen de postre ^^


Los Costilla no es ni más ni menos que esto, un sitio sencillo, con una carta sencilla, con la que disfrutar mucho


Los Costilla

Ayala 81

Madrid

Tel.: 913 566 731

No Comments

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.