Restaurante chino ‘Yuè Lái’ @ Madrid - Tragaldabas Profesionales
1148
post-template-default,single,single-post,postid-1148,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Restaurante chino ‘Yuè Lái’ @ Madrid

 

Moverse por redes sociales relacionadas con comida representa un problema enorme para un tragaldabas, ves muchas cosas que ni se parecen a lo que comes cada día y te apetece probarlo todo. Es por este motivo por el que un día aterrizamos en este restaurante uno de los sospechosos habituales y yo, buscaba dónde comer un Phở vietnamita en Madrid, ¡o en cualquier otra ciudad de España para viajar dónde sea!, y acabamos comiéndonos una fondue china.

 

Phở, por Randy F. Pincha en la imagen para ver más grande

Ahí dónde lo veis, del Phở dicen que es uno de los platos más finos que se puede comer en el mundo por su cuidada elaboración y la calidad de la materia prima con la que ha de hacerse.

El problema es que, después de habernos metido entre pecho y espalda una fondue china, sigo sin saber dónde comer Phở y ya tengo asumido que tendré que hacerlo en casa. Y digo asumido porque quiero prepararlo como ha de hacerse, a fuego lento, y como cualquier guiso que se precie me llevará de 4 a 5 horas -sic-.

Volviendo al restaurante chino Yuè Lái, había oído que la especialidad era la fondue china y, después de ver unas fotos en San Google, me dije que podía ser un digno sustituto del Phở (o ‘a falta de pan, buenas son tortas’). En pleno barrio de Salamanca nos encontramos con este restaurante, puertas abiertas de par en par, mostrando el salón en su totalidad y la mitad de las mesas ocupadas ya a las 21h. Mesas ocupadas con chinos, todos sin excepción; bueno, sí, nosotros en el momento en el que entramos.

 

Nos sentamos lo más cerca de la salida y lo más lejos del resto de comensales que pudimos para sentirnos menos observados, ¡porque todos nos estaban mirando! Una camarera se acerca a nuestra mesa, nos deja 2 cartas y vemos que todas las mesas tienen un fogón de gas portátil.

 

El servicio que te encuentras en cada mesa es una declaración de intenciones, “¿vienes a tomar fondue o a tomar fondue?”, pensarán. Cuchara, cazo y palillos.

Sí, el cazo tiene agujeros, más bien es para pescar

 

Sabíamos a lo que íbamos, pero no teníamos ni idea de qué teníamos que pedir. Después de decirle a la camarera que queremos una fondue, mitad picante y mitad normal, no supimos cómo continuar :) Ella nos indicó que prácticamente todo lo que veíamos en la carta era para acompañar a la fondue, y que 3 ó 4 platos para los 2 estaría bien. Como no podía ser de otra forma, si 3 platos están bien para 2, nosotros mejor pedimos 6 por si acaso, no nos vayamos a quedar con hambre XD

 

En cuanto pedimos nos trajeron un cuenco a cada uno con una salsa de cacahuete. Ya había leído que era para mojar la comida si querías, ¡y que buena estaba!

 

Pero sigo enrollándome y no termino de explicar qué es eso de la fondue china. Resumiéndolo mucho, porque no tengo ni idea de qué están hechas ‘las sopas’, es una cacerola enorme con sopa (sopas en nuestro caso) en las que vas echando lo-que-sea-que-hayas-pedido-para-acompañar.

La sopa no deja de hervir en todo momento, el fuego lo apagas cuando terminas de comer, y vas cocinando cada cosa según te va apeteciendo. En un visto y no visto nuestra mesa se llenó de ollas y platos, pedimos: sopa picante, sopa normal, ternera, albóndigas de tendón, fideos de arroz, albóndigas de gambas, verdura especial china y empanadillas a la plancha.

El mecanismo es aparentemente simple: cada elemento tiene su tiempo de cocción, los echas en la sopa, los sacas y te lo comes. Y digo aparentemente porque cuando nadie te lo explica, ni siquiera de una manera tan esquemática como ésta, haces lo primero que te viene a la mente. En nuestro caso eso se tradujo en echar unas cosas sí, otras no, y sacarlas cuando nos venía en gana. Nos costó una ‘regañina’ por parte de la camarera, claro, pero ya era demasiado tarde, ya casi habíamos terminado. Pero para la próxima ya nos lo sabemos, ¡porque habrá próxima!

 

1.- Ternera

Lonchas finísimas de ternera, como si fuese un carpaccio. Las metes en la sopa hasta que cambian de color y ya están listas para comer. Creo que esto es lo único que hicimos bien :)

 

2.- Albóndigas de tendón

Vienen congeladas, por si no veis bien la foto y creéis que esa capa blanquecina es otra cosa. Las metes en la sopa y te olvidas de ellas durante 4 ó 5 minutos, pero es lo primero que echamos y lo último que nos comimos. Qué queréis que os diga, también estaban estupendas 1 hora después, habrá que ver cómo están tan sólo 5 minutos después de meterlas XD

 

3.- Fideos de arroz

Por las veces que los hago en casa sé que, después de hidratados, y los nuestros ya lo estaban, en 2 ó 3 minutos están listos para comer. Pues nosotros también los echamos todos a la cazuela y los fuimos comiendo a lo largo de toda la cena.

Es curioso, cuando metías el cazo con alguna cosa, como las albóndigas de gambas, éste se iba llenando de fideos por los agujeros con los borbotones de la sopa hirviendo. No había ni que ir a pescar :)

 

4.- Albóndigas de gambas

Albóndigas, bueno… De gambas, venga, voy a hacer que me lo creo. Una pasta rosa, rosa como los bollos Pantera Rosa, cortada con cuchillo para darles esa forma trapezoidal más que redonda. No sabíamos ni lo que era, pero no dejamos ni una.

 

5.- Verdura especial china

Me hace gracia la cantidad de cosas especiales que tienen los chinos. No sé qué tendría de especial, era una berza como otra cualquiera. No me suena haberla comido antes y estaba realmente buena, la próxima vez preguntaré qué tiene de especial.

 

6.- Empanadillas a la plancha

Al leer la carta creímos que era un elemento más para echar a la sopa y eran las empanadillas rellenas de cerdo que encuentras en muchos chinos. Tan buenas como en la mayoría de los sitios dónde las como habitualmente.

 

7.- Las sopas

No nos olvidemos de ellas. En un principio pensé que se tomarían después de acabar con todos los ingredientes, ahora lo dudo. Imaginad un montón de ingredientes con sabores muy distintos (diversas carnes, pescados y mariscos, verduras, etc.) cociendo durante 1 hora o más en un caldo con verduras y especias de todo tipo.

Eso es lo que quedó después de comernos todo lo de los platos, fijaos en todo lo que ha bajado la sopa, parte evaporada parte mezclada con los diversos ingredientes. Le dimos un par de tientos, era un caldo muy consistente y muy muy muy sabroso, demasiado tal vez. En la segunda foto, a pesar de la mala calidad, se puede apreciar cómo se ha vuelto de gelatinosa.

 

8.- Postre

De postre, cortesía de la casa, nos pusieron esta fruta. Se llama longan y también se la conoce como ‘ojo de dragón’, es parecida a los lichis. El interior es como una guinda blanca con un hueso grande, muy dulce. No está nada mal, la verdad.

 

Después de la comilona que nos pegamos esto es lo que pagamos por la fondue y un par de latas de bebida. Veréis que la sopa para 2 cuesta 6 €, en total, no por persona. Luego cada plato tiene su precio, y los tenéis desde 1,20 € hasta 15 €. Si coméis como personas normales y no como nosotros podéis salir por poco más de 10 € por persona.

Pinchar para ver más grande

 

Si tuviese que resumir en una frase nuestra visita a este restaurante lo tendría fácil, la mejor experiencia gastronómica que he tenido en mucho tiempo. Que nadie se confunda, no estoy hablando de la calidad de la comida ni de sus distintos sabores, ni que decir tiene que prefiero un chuletón o un buen plato de sushi antes que eso en lo que a la calidad y sabor se refiere. Me refiero a las distintas sensaciones creadas por el entorno, por la forma de comer y por lo que comimos. El estar alrededor de un fuego común, medio cocinándonos el bocado que nos llevábamos en ese momento a la boca, genera una conversación que hemos perdido en nuestra mesa, estás opinando sobre lo que comes y sugiriendo a la otra persona constantemente cosas; la variedad de comida que tienes ante ti y las distintas opciones a la hora de prepararlas hace que la comida se convierta casi en un juego, delante de ti no tienes un plato-de-lo-que-sea que te acabas y ya, tienes un montón de platos con un montón de cosas distintas, donde unas te gustarán y otras no, y tú te cocinas lo que más te apetece en cada momento; la novedad y nuestro absoluto desconocimiento sobre qué pedir o cómo comer la fondue provocó situaciones graciosas; y el ambiente, estar rodeados sólo de chinos, también nos condicionó.

El amigo con el que cené y yo estamos convencidos de que este sitio lo disfrutaremos más yendo con más gente, para pedir muchas más cosas y experimentar con sabores distintos. Y volveremos con más amigos, claro :)

Si os gusta conocer sitios nuevos, no sois tiquismiquis con la comida y no sois de los que reniegan de cualquier restaurante chino, éste es vuestro sitio sin lugar a dudas.

 

 

Phở

Volviendo a lo que hizo que descubriese este restaurante, el Phở vietnamita tiene poco que ver con la fondue china. Los ingredientes principales se sirven en un cuenco, se llena con el caldo del guiso y cada uno termina de ‘condimentárselo’ como más le guste con elementos que se sirven como guarnición, como en nuestro gazpacho.

Por lo que he leído y como os comentaba al principio, dicen que es un plato muy fino en el que se usan las mejores materias primas, lo que nosotros cenamos esa noche no era nada fino y dudo que esas pastas congeladas fuesen de lo mejor de la cocina china :)

Randy F., persona a la que sigo en Foodspotting, una de las redes sociales de las que ya hablé hace tiempo, tiene una buena variedad de Phở en su galería. Os recomiendo que le echéis un vistazo, tiene unas fotos realmente buenas y es uno de los ‘top foodspotters’ de esa red social.

Espero poder hacer pronto mi propio Phở y subir aquí la receta, aunque sólo sea como curiosidad, no me imagino a mucha gente haciéndolo en casa.

 

 

RESTAURANTE YUÈ LÁI
Hermosilla 101 – Madrid
Tel.: 915757154

 

 

2 Comments
  • Fran
    Posted at 12:27h, 09 diciembre Responder

    Hola,
    me ha gustado mucho tu comentario sobre este sitio, iré si o si.
    El único sitio en Madrid donde he encontrado Phở, y solo Phở Bô, ha sido en el restaurante Cafe Saigón (uno de mis favoritos), y no lo tienen siempre en la carta, ni es el mejor que he probado…
    Saludos

    Otro fan del Phở

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.