Pollo al curry con coco - Tragaldabas Profesionales
1064
post-template-default,single,single-post,postid-1064,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Pollo al curry con coco

 

El curry, una de mis grandes pasiones en la cocina. Me gusta en todo tipo de platos y, a ser posible, algo picante. Y picante es el que usaré para hacer esta receta, uno muy suave, pero bien podéis usar cualquier otro si no os gusta la comida picante, los podéis encontrar de varios tipos.

 

El coco es otro sabor que me gusta combinar con platos salados, y me encanta cómo queda con platos de curry. La combinación de estos 2 ingredientes es muy habitual en la cocina tailandesa.

 

Si no os gusta el sabor del coco podéis cambiar la leche de coco por nata, aunque os aseguro que esto lo han comido amigos a los que no les gusta el coco y les ha encantado, tiene un sabor muy suave.

 

Para esta receta nos vendrá bien un wok, o una sartén de paredes altas si no tenéis wok.

 

 

INGREDIENTES para 4 personas

  • 2 pechugas de pollo enteras (unos 700 u 800 g)
  • 2 puerros
  • 3 cebollas grandes
  • 400 g de setas
  • 400 ml de leche de coco
  • 2 cucharadas soperas de pasta de curry rojo
  • 100 ml de caldo de pollo (opcional)

Otros ingredientes

  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Opcional: lima

 

 

PREPARACIÓN

 

1.- Cortamos la cebolla y el puerro en trozos pequeños y las setas en trozos no tan pequeños, ‘tamaño bocado’. Para esta receta he preferido usar cebollas moradas por ser mucho más suaves que las normales y con cierto toque dulce. Por desgracia, cuando me pongo a prepararla, veo que no tengo puerros, así que nos quedamos sin puerros esta vez.

Pincha para ver más grande

Pincha para ver más grande

Las pechugas de pollo las cortamos en tacos algo más grades que ‘tamaño bocado’, para que al guisarlo no se seque demasiado.

Pincha para ver más grande

 

2.- Echamos un poco de aceite en el wok y echamos la cebolla y el puerro cuando el aceite esté bien caliente. La freímos al máximo de potencia durante 2 ó 3 minutos, removiéndola de vez en cuando para que no se queme, y luego bajamos la potencia al 6 de 9. Echamos un poco de sal.

Cuando la cebolla y puerro empiecen a estar tiernos añadimos las setas.

Pincha para ver más grande

 

3.- Incorporamos la pasta de curry cuando las setas empiecen a echar agua. Le damos unas vueltas para que se mezclen los sabores.

Si tenéis limas en casa, rayad la piel de un par de ellas e incorporadla al wok, sólo la parte verde, no lleguéis a lo blanco.

Pincha para ver más grande

Pincha para ver más grande

 

4.- Después de haberle dado unas vueltas a las verduras con la pasta de curry, añadimos la mitad de la leche de coco, el caldo de pollo y el pollo. Si no tenéis caldo de pollo olvidaos de él y echad agua. Dejamos que el pollo se haga un poco, pero que no se cueza del todo.

Pincha para ver más grande

Pincha para ver más grande

 

5.- Añadimos el resto de la leche de coco y lo llevamos a ebullición. Lo dejamos cocer teniendo cuidado de que el pollo no quede muy seco.

Pincha para ver más grande

 

 

Ya tenemos nuestro curry de pollo listo para comer.

 

A este plato le viene muy bien un arroz como acompañamiento, coced algo de arroz basmati y veréis cómo queda con la salsa :)

 

Para probar otros sabores sobre esta base cambiad el pollo por ternera o un pescado, el curry rojo picante por uno verde o amarillo, y probad con otras verduras. Las combinaciones son ilimitadas.

 

 

No Comments

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.