Pasta con panceta - Tragaldabas Profesionales
887
post-template-default,single,single-post,postid-887,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Pasta con panceta

 

Lo que realmente me apetecía hacer el día que me puse a hacer esto era pasta ‘alla putanesca’, pero me faltaban un par de ingredientes fundamentales y la adapté con lo que tenía en la nevera. Al fin y al cabo, según cuentan, ¿no le viene a esta receta el nombre que tiene porque las prostitutas en la edad media echaban lo que tenían en la despensa? El plato tenía que ser alto en calorías, ya que tenían que aguantar todo un día de trabajo con tan sólo ese almuerzo.

Pues esta fue mi pasta a la putanesca del día, sólo que a diferencia de ellas, yo ese día estaba trabajando desde casa y mucho desgaste no hice XD

 

INGREDIENTES para 4 personas

  • 350 g pasta
  • 3 tomates grandes muy maduros
  • 2 cebollas grandes
  • 2 cucharaditas de alcaparras
  • 250 g panceta adobada
  • 250 g parmesano
  • 100 ml vino blanco
  • 1 cucharadita orégano

Otros ingredientes

  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

 

 

PREPARACIÓN

 

1.- Ponemos a calentar el agua y un chorrete de aceite en una cacerola. Cocemos la pasta el tiempo que nos indique el fabricante.

Cuando haya pasado ese tiempo la escurrimos y lavamos con agua fría.

 

2.- Mientras se calienta el agua cortamos en dados la panceta, cebolla y tomate.

 

3.- En una sartén muy grande, un wok en mi caso, echamos la cebolla a freír. Cuando cambie de color y esté transparente incorporamos la panceta.

 

4.- Cuando la panceta esté hecha, añadimos las alcaparras, el tomate, el vino blanco y el orégano.

Después de darle un par de vueltas, salpimentamos; con la panceta no hará falta que echemos mucha sal.

Lo dejamos hasta que reduzca removiéndolo de vez en cuando.

Con respecto al vino en la cocina, me gusta usar vinos relativamente buenos para cocinar en lugar de vinos baratos en brick. El sabor, y sobre todo el aroma, que dejan a la comida no son comparables a los otros; hablo de vinos de 4 €, no más caros. Vino con el que además podréis comer, y no supondrán un gran gasto, si no lo vais a usar en los próximos días, para que no se estropee una vez abierto.

 

5.- Cuando el vino haya reducido, incorporamos la pasta a la sartén. Mezclamos bien hasta que la pasta esté bien caliente.

 

6.- Mientras el vino reducía, rallábamos el parmesano.

Podéis usar cualquier queso rallado si no tenéis rallador o por comodidad.

 

Se me fue la mano con el queso… ^^

 

 

No Comments

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.