Pasta con calabaza al horno - Tragaldabas Profesionales
2462
post-template-default,single,single-post,postid-2462,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Tragaldabas Profesionales - Pasta con calabaza al horno

Pasta con calabaza al horno

 

No puedo remediarlo, es imposible que vaya a la compra y no me venga a casa con una calabaza sin tener ni idea de cómo la usaré. Hacía mucho que no le dedicaba tiempo un plato de pasta elaborado y nunca antes la había combinado así, así que éste era el momento.

 

El mérito de esta receta se lo tengo que dar a Mía Melville en Foodspotting, ¡nunca he conocido a nadie que disfrute con la calabaza tanto como ella!

 

 

INGREDIENTES para 5 personas

  • 500 g de pasta
  • 400 ml de nata para cocinar
  • 1 Kg de calabaza
  • 250 g de panceta
  • 250 g de setas
  • 150 g de mozzarella fresca
  • 1/2 taza de pecorino romano
  • 1/2 taza de fontina
  • 1/2 taza de gorgonzola
  • 1/2 taza de ricotta
  • 2 tazas de parmesano
  • 2 cucharaditas de tomillo

Otros ingredientes

  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

 

 

PREPARACIÓN

 

1.- Precalentamos el horno a 200º.

 

2.- Cortamos la calabaza en trozos y le quitamos la cáscara y las pepitas. Ponemos los trozos en una bandeja de horno y echamos un poco de aceite, sal y pimienta sobre la calabaza.

 

3.- Horneamos durante 1 hora aproximadamente, hasta que los trozos estén tiernos cuando los pinchemos con un cuchillo.

 

4.- Cortamos la panceta en titas y la cocinamos durante unos 10 minutos, a fuego medio, hasta que esté crujiente. No hace falta que usemos nada de aceite, en cuanto la panceta coja temperatura empezará a sudar grasa. La retiramos de la sartén y la ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba la grasa sobrante.

 

5.- Cortamos las setas en trozos y las salteamos a fuego alto en la grasa que ha soltado la panceta.

 

6.- Precalentamos el horno a 260º.

 

7.- Cocemos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante y la lavamos con agua fría cuando esté lista.

 

8.- Mientras la pasta cuece, batimos 2 tazas de calabaza asada y la nata hasta que obtengamos una crema suave. Picamos otra taza y media de calabaza y la mezclamos con la crema que acabamos de conseguir.

 

9.- Rallamos y desmenuzamos todos los quesos menos el parmesano y los mezclamos con la crema de calabaza, panceta, tomillo y sal. El parmesano también lo rallamos pero lo reservamos aparte.

 

10.- Mezclamos la pasta con la crema.

 

11.- Repartimos todo en una fuente apta para horno y cubrimos con el parmesano rallado.

 

12.- Horneamos durante 7 ó 10 minutos aproximadamente, hasta que la capa exterior se tueste un poco. Cuando el queso de la superficie empiece a dorarse encendemos el gratinador y lo dejamos otros 2 minutos aproximadamente. No dejéis de vigilar en este punto no vaya a ser que se os queme al final ;)


 

 

Ojo, éste es un plato contundente, pero mirad que cremosidad… ¡Que maravilla! El queso y la panceta equilibran de maravilla el dulzor de la calabaza.

 

2 Comments
  • Syndi Valbuena
    Posted at 19:46h, 02 marzo Responder

    ¡Se ve delicioso! He estado buscando recetas con calabaza y esta me ha encantado. Quisiera saber cuánta nata le agregaste a la salsa. Muchas gracias!

    • Tragaldabas Profesionales
      Posted at 23:54h, 02 marzo Responder

      Muchas gracias, Syndi ;)

      Que despiste, gracias a tu comentario acabo de editar la entrada. Habitualmente uso 400 ml para esas cantidades.

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.