La Ruta de la Hamburguesa @ Madrid (I) - Tragaldabas Profesionales
1249
post-template-default,single,single-post,postid-1249,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Ruta de la Hamburguesa

La Ruta de la Hamburguesa @ Madrid (I)

 

Quién me iba a decir que el día que decido iniciar esta ruta se celebra el ‘National Hamburger Month’ en EEUU, el mes nacional de la hamburguesa. Si ellos lo celebran, ¡nosotros también! :)

Hablarnos a unos cuantos amigos de hamburguesas era hablarnos de La Taberna de Manolo en Soto del Real, hamburguesas grandes con carne de la Sierra de Guadarrama a muy buen precio. Pero hace meses que cerró y aún no hemos encontrado una digna sustituta a esas hamburguesas.

 

Y de tanto probar sitios nuevos, a unos cuantos sospechosos habituales nos dio por hacer esta guía de hamburgueserías y restaurantes yankees en Madrid, al menos en lo que a ambientación u origen se refiere. Como el nombre de esta entrada sugiere, nos centraremos sólo en sus hamburguesas, en concreto en la  bacon cheese burger. Podemos considerar esta hamburguesa como un estándar para poder hacer una comparación justa, el 99% de los sitios la tienen.

En algunos de estos restaurantes la hamburguesa no es la estrella de la carta, son conocidos por alguna otra de sus especialidades (costillas, por poner un ejemplo), y en esos sitios nunca he pedido una hamburguesa. Sí, las veía  en la carta y en algunas mesas, en pocas para ser sincero, y no tenían mala pinta, pero para comer hamburguesas ya tenía otros restaurantes. Gracias a esta ‘misión’ en la que nos hemos embarcado algunos, estamos descubriendo hamburguesas en restaurantes en los que probablemente no las habríamos pedido nunca.

Hemos incluido algún local nacional que creemos que también debería estar aquí por ser un habitual en la escena madrileña, por su calidad, por su tamaño, etc.

Como la lista es realmente grande iremos publicando entradas de vez en cuando, son cerca de 30 restaurantes y seguro que nos llevará algún que otro mes elaborarla.

 

Estos son los sitios que hemos visitado hasta ahora.

 

 

Hard Rock Cafe

Podría afirmar que la comida y la música comparten protagonismo en el Hard Rock. El local está plagado de ropa, guitarras, discos y carteles de conciertos de artistas de todo el globo. También hay pantallas por todas partes en las que ponen vídeos musicales sin pausa, los mismos que suenan por los altavoces del restaurante.

Las hamburguesas son bastante grandes y todas tienen en común 2 cosas, la ternera con la que la hacen (Angus) y el precio, salvo una más pequeña que cuesta 10,25 € (6 oz = 170 g) las demás cuestan 14,25 €. Excepto esa hamburguesa más pequeña, que casi pasa desapercibida al final de la carta, todas pesan 10, 12 ó 14 oz (285, 340 ó 400 g, aproximadamente).

Lo más parecido a una bacon cheese burger en el Hard Rock es la Legendary Burguer, la que corona la página de hamburguesas en la carta. Ésta, como alguna otra, viene con un gran aro de cebolla rebozado.

Tres tragaldabas como no os podéis imaginar compartimos una ración de nachos, cada uno nos comimos nuestra hamburguesa y no nos podíamos mover del sitio. No pudimos terminarnos ni la bebida.

Legendary burger y cerveza de grifo (50 cl) me costaron 18,75 €.

 

 

Ribs

Locales muy grandes situados, generalmente, en centros comerciales. La decoración de todos es la misma, madera envejecida, fotos y carteles publicitarios de otra época ocupando cada centímetro de las paredes del local. La música, Country a todas horas, me encanta :)

La carta de hamburguesas se divide en 2, las hamburguesas ‘normales’ y las ‘gourmet’ que llaman. Todas las hacen en 3 tamaños, elegí la mediana.

De sabor no están mal, y la verdad es que todas me saben igual salvando alguna excepción que tiene algún ingrediente más potente. Lástima que la mostaza que tienen es una auténtica mierda, si te pasas con ella matarás el sabor de la que sea que pidas. Salí saciado, pero no con la sensación de haber disfrutado de una hamburguesa para recordar.

La bacon cheese burger y cerveza de grifo (33 cl) me costó 13,40 €.

 

 

Pirata’s

Éste es uno de los pocos restaurantes ‘no americanos’ que estarán en esta guía, sus hamburguesas bien merecen estar aquí. Ya escribí sobre este restaurante más de lo que aquí podría destacar, os recomiendo que paséis por aquí si queréis saber algo más.

Sólo tienen 2, la Pirata y la Pîratilla, una doble y la otra sencilla. La carne de este restaurante es excelente, y la de las hamburguesas no lo es menos. De tamaño tampoco andan mal, no sé lo que pesará cada una de ellas, pero compartir un entrante y comerse una Pirata probablemente haga que no podáis pedir postre.

Para ser sincero, la hamburguesa de la imagen es media Pirata pero para este propósito me valía, ¡y no me iba a pedir una Piratilla! En la carta dicen que ésa es la de grumetes y yo en estas lides ya soy capitán XD Las 2 llevan lechuga, cebolla y tomate pero ese día no estaba yo para distracciones :)

Si tenéis curiosidad por saber cómo es la Pirata, no os perdáis detalle. Saldréis rodando del restaurante por tan sólo 10 € .

La Piratilla y una jarra de cerveza cuestan 10,50 €.

 

 

Tony Roma’s

Ir a Tony Roma’s era ir a comer costillas, éste es uno de esos restaurantes americanos en los que la hamburguesa no es la protagonista. Con el paso de los años he visto como la carta de hamburguesas ha ido creciendo pero nunca me ha dado por pedir una, hasta ahora.

En la carta no encontré una bacon cheese burger pura, todas tenían algún ingrediente poco habitual, así que cogí la que me pareció que más acercaba a lo que nos hemos marcado aquí como estándar. Elegí la que llaman ‘Grand Tony Burger’, que además de lo habitual tenía champiñones, y como bien dice su nombre, ¡era grande!

Pero ahí donde la veis, me dejó frío desde el primer bocado por un par de detalles. El pan es más consistente que el bollo al que estamos acostumbrados, y no estaría mal si no fuese tan grande porque te hartas de comer pan (tampoco estaba todo lo tierno que debería); la carne tenía cierto sabor a pescado, raro en un sitio en el que no tienen nada de pescado, lo que me hace pensar que es un problema de la carne o de cómo la condimentan. Lo del pan tiene fácil solución, le quitas la tapa y te comes el resto, ¡pero no es lo mismo!; lo de la carne… te acabas acostumbrando, pero te das cuenta de que no la estás disfrutando como deberías.

Yo lo tengo clarísimo, el próximo día que vaya a Tony Roma’s será para comer costillas.

La Grand Tony Burger y una copa de cerveza me costaron 14,10 €.

 

 

Soho

Conocí este sito hará unos 10 años, estuve yendo una buena temporada y de repente, sin motivo alguno, calló en el olvido. El local, entonces, era agradable. La planta baja es un bar de copas donde, además de los combinados habituales, hacían unos buenos cócteles; en la planta superior tenían el restaurante. No tengo recuerdos de que el sonido del bar llegase arriba, de entonces sólo me viene a la mente que las mesas tenían una buena separación entre ellas y que, en líneas generales, era bastante íntimo.

Ayer nos sentamos directamente en la terraza sin entrar siquiera al bar, hacía una noche maravillosa y había una mesa libre fuera. Imagino que el restaurante seguirá igual porque el bar no había cambiado apenas, por no asegurar que no había cambiado nada; entonces no tenían terraza, hoy 4 mesas.

Lo que me hizo volver a Soho fue el recuerdo más importante que conservaba, nunca antes había comido hamburguesas tan tiernas como ésas. Ayer lo confirmé, siguen haciéndolas igual que antes y sigo sin haber comido una hamburguesa más tierna que las que allí preparan. La estás cortando con cuchillo, éste toca el plato y no notas un cambio de dureza al pasar por la carne.

Tengo que volver con más frecuencia a Soho, en la carta vi varias cosas que me atrajeron y que me apetece probar. Ayer compartimos unos langostinos en una especie de crema de mostaza de Dijon y queso fundido acompañado con arroz y tomate natural que quitaba el hipo.

La bacon cheese burger y una copa de cerveza me costaron 12 €.

 

 

Soy poco amigo de restaurantes de cadenas y menos aún de centros comerciales, que es dónde se encuentran la gran mayoría de estos sitios. Si tuviese que elegir una hamburguesa de las que hemos comido hasta ahora no podría decidirme por una sóla, en cambio sí lo tendría claro para descartar alguna y serían 2, no creo que haga falta decir cuáles.

 

Hacemos un alto en este camino, volveremos con más restaurantes y más bacon cheese burgers en ‘La Ruta de la Hamburguesa @ Madrid’ dentro de poco. Stay tuned! ;)

 

 

11 Comments

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.