> Restaurantes Internacionales / 05.05.2011

 

Moverse por redes sociales relacionadas con comida representa un problema enorme para un tragaldabas, ves muchas cosas que ni se parecen a lo que comes cada día y te apetece probarlo todo. Es por este motivo por el que un día aterrizamos en este restaurante uno de los sospechosos habituales y yo, buscaba dónde comer un Phở vietnamita en Madrid, ¡o en cualquier otra ciudad de España para viajar dónde sea!, y acabamos comiéndonos una fondue china.

 

Phở, por Randy F. Pincha en la imagen para ver más grande

> Restaurantes Internacionales / 06.04.2011

 

Este restaurante lleva abierto unos 4 años a escasos 100m de dónde vivo y nunca me atrajo la idea de comer allí, seguramente condicionado por los recuerdos del bar anterior, nada que ver con el restaurante que nos encontramos hoy.

Hace un año, aproximadamente, conocí a una persona que me lo pintaba como el mejor italiano de Madrid sin duda alguna y poco después conocí a otras personas que también hablaban maravillas de él, coincidencia. No terminaba de convencerme porque 2 personas de muchísima confianza y con las que comparto el 99% de mis gustos me dijeron que les había parecido muy malo, así que me dio por buscar otras críticas en internet y me encontré con 2 puntos de vista diametralmente opuestos, o hablaban maravillas de él o echaban pestes, así que al final me decidí a probar.

> Restaurantes Nacionales / 14.03.2011

 

Domingo, de vuelta a Madrid después de pasar un fin de semana en Burgos, y nos dan las 15 h a 70 Km de casa. Continuar hasta casa, sabiendo que la nevera estaba vacía, no era una opción. Encima, la A-1 probablemente sea la autovía que menos frecuente, y las pocas opciones que tenía por la zona dejaron de serlo hace tiempo (algunos nunca olvidaremos La Taberna de Manolo, en Soto del Real). Una llamada de teléfono a una amiga que vive cerca y en 20 minutos estábamos en la puerta del Restaurante Casa Moraleda, en una calle peatonal de Torrelaguna.

> Restaurantes Internacionales, > Restaurantes Nacionales / 25.02.2011

 

Me cuesta clasificar a este local, es una mezcla entre cafetería y restaurante con una carta con claras influencias norteamericanas: grandes ensaladas, sandwiches, hamburguesas, batidos, etc. La carta es enorme, tienen una grandísima variedad de productos, con ligerísimas diferencias entre unos y otros pero muchas veces esas tonterías marcan una diferencia. Lo que ya no es tan grande desde hace tiempo son los platos.

> Restaurantes Internacionales / 24.02.2011

   

Raro el amigo que no me haya oído hablar maravillas del restaurante italiano Il Pastaio. Es de los pocos que conozco en Madrid en los que aún puedes comer muy bien y por un precio muy ajustado, su relación calidad-precio es sorprendente. Se encuentra en el ‘barrio italiano’ de Madrid, rodeado de innumerables restaurantes italianos, y pases cuando pases por la puerta siempre lo verás lleno a diferencia de otros muchos. Al mediodía no comes como no reserves o esperes tu turno, puedes comer de carta por poco más de lo que vale el menú del día; los fines de semana más vale que reserves.

 

> Restaurantes Internacionales / 22.02.2011

 

El restaurante peruano ‘Mis Tradiciones’ está bastante cerca de dónde vivo y al principio me dediqué a probar un poco de todo. Hoy voy allí a comer pollo y poco más, algún entrante dependiendo de los que seamos y del hambre que llevemos.

El pollo al carbón que preparan allí tampoco es lo que era antes, imagino que los estragos en la economía de los últimos tiempos les habrá llevado a hacer ajustes. Hasta hace relativamente poco, los pollos que servían parecían pavos de grandes que eran; hoy no, son pollos de tamaño normal. Lo que no ha cambiado desde entonces es la calidad del plato por la particular forma que tienen de asar el pollo. No es sólo el carbón el que le da ese toque, una columna constante de aire caliente es el que hace que estén tan jugosos sin absolutamente nada de salsa. Veréis en la imagen que lo sirven completamente seco.

> Restaurantes Nacionales / 20.02.2011

 

Hablar de Aranda de Duero es hablar de lechazo y vino de la Ribera del Duero. Pero hay un restaurante en el Polígono Industrial Allendeduero que sorprende por la calidad de sus pescados y mariscos, el restaurante Amando Castro, o 'El Pescatero' como es comúnmente conocido por la gente de allí. El local es el típico restaurante construido dentro de una nave industrial con una decoración de lo más sencilla.

He comido en varias ocasiones entre semana en El Pescatero y como no llegues pronto ten claro que vas a esperar un rato en la barra, el menú es económico, como suele ser normal en este tipo de sitios. La calidad de su menú diario sorprende sobre todo por su variedad de pescados, cosa poco frecuente en este tipo de restaurantes. El motivo por el que sirven tanto y tan buen pescado es simple, también son los propietarios de varias pescaderías en Aranda de Duero.

Otro de los motivos por los que sorprende siendo un restaurante de polígono es porque abre los sábados por la noche y, al igual que entre semana, como no reserves o llegues un poco tarde te tocará esperar porque no encontrarás mesa.