Ternera / 11.12.2012

 

El rabo de toro es uno de mis platos favoritos de toda la vida, su sabor es muy intenso y cuando está bien cocinado la carne se deshace en la boca. Y es más fácil de hacer de lo que podáis imaginar o de lo que la gente suele decir, seguramente porque no lo han hecho nunca y hablan de oídas.