Ávila en Tapas 2011 - Tragaldabas Profesionales
1441
post-template-default,single,single-post,postid-1441,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Ávila en Tapas 2011

Hoy comienza la XII edición de ‘Ávila en Tapas’ con 43 locales participado, finalizará este domingo. Ésta es una de las ferias de la tapa, por llamarlo de alguna manera, que procuro no perderme cada año. La ciudad está a tiro de piedra de Madrid, Ávila bien merece una visita de vez en cuando y si ya se tapea bien en cualquier época del año os podéis imaginar cómo se hace durante estos días.

Mañana, aprovechando que es fiesta en Madrid, unos cuantos amigos daremos una vuelta por Ávila para ver con qué nos sorprenden este año. Este año tenemos la suerte de contar con gente de Ávila en el grupo y difícilmente nos equivocaremos de sitio, ya tenemos hasta la ruta que queremos hacer hecha ;)

Si pincháis en las imágenes que siguen veréis la lista de locales y tapas que participan este año.

Mañana actualizaremos el hilo con la crónica e imágenes del día, pero… ¿preferís verlo desde el ordenador en vez de acercaros por allí y disfrutar de un día estupendo?

 


 

Aprovechando que hacía un día tan bueno, unos cuantos amigos del Club Cabrio decidimos hacer una ruta por la sierra en vez de ir por autovía. Parada obligatoria en el puerto de La Cruz Verde para tomar un café y esperar a que todos los compañeros llegasen.

En poco menos de 1 hora teníamos todos los coches aparcados en Ávila y poníamos rumbo “al Chico”, el nombre que recibe coloquialmente la Plaza del Mercado Chico. La concentración de bares en esa zona nos permitiría movernos de uno a otro sin tener que recorrer grandes distancias, ¡que hemos ido a tapear y no a andar! XD

Ya traíamos desde Madrid los deberes hechos y la ruta estaba casi cerrada, visitaríamos bares en los que habitualmente se come o se tapea bien, y estas fueron las tapas que nos metimos entre pecho y espalda.

Empanadilla de Philadelphia y sus contrastes: Es la tapa que ponen en la Cafetería el Portalón, la 4ª tapa del programa del concurso. Como me alegro de haber sido este sitio el primero que visitamos porque, desde mi punto de vista, fue sin duda la peor de las que comimos. Una empanadilla dura y correosa con muy poco relleno, y una ni eso porque se rompió al freírla y venía vacía (nos la cambiaron, claro). Creo recordar que el ‘contraste’ era manzana, no sé si llevaría algo más; el queso crema se le presupone porque así anunciaban la tapa, pero a mí no me supo a ello.

Solomillo con frutos secos y reducción de brandy: Esta es la tapa que ponen en en Casa Guillermo, la 13ª del programa. Después de habernos comido la infamia anterior ésta nos supo a gloria, y con esto no quiero decir que al ser malísima la anterior con cualquier cosa nos conformaríamos, no. La carne estaba bien cocinada y era una porción maja. La salsa también estaba muy buena, me faltó pan para terminármela toda :)

Saco de queso azul con cebolla caramelizada: La tapa del Hostal Bar Restaurante El Rincón, la 2ª del concurso. A persar de que el saquito no estaba todo lo crujiente que me habría gustado, el conjunto no estaba mal. Relleno generoso y muy sabroso gracias a la fuerza del queso azul que contrastaba muy bien con la cebolla caramelizada. La pinchada de ensalada con la que acompañan el saquito tampoco está mal, una buena forma de quitarse el fuerte sabor del queso azul de la boca al finalizar.

Mar y tierra: La no-tapa del concurso del Mesón Gredos, la 38ª del programa. Digo la no-tapa a pesar de que ésta bien podía ser ‘mar y tierra’ al llevar atún en conserva, huevo y tomate pero fue cosa del azar. No tenían la tapa del concurso y era el 2º día de ‘feria’, que podíamos elegir cualquier otra, claro. Elegimos esos sandwiches como podíamos haber elegido unos torreznos y nos habría faltado el mar en la ecuación. ¿Van a esperar al fin de semana a que haya más gente para hacer la de concurso? Mal… Si vuelvo este fin de semana por este sitio ni pasaré, no creo que lo merezcan. Encima el sandwich que elegimos era bastante insípido.

Croqueta de boletus: Tapa que nos comimos en La Nieta y no la encontraréis en el programa de la semana. Este bar está en una de las calles por las que se acceden al Chico y habitualmente se tapea bastante bien. Es un local con una decoración moderna muy cuidada, acondicionado (no como muchos de los sitios dónde estuvimos) y con unos asientos que pedían a gritos que este sitio fuese el siguiente en nuestra ruta :) Un detalle por parte de ellos que, a pesar de no participar en el Ávila en Tapas de este año, hicieron una tapa especial para esta semana, la croqueta de boletus que veis en las imágenes de arriba. Frita en el momento de pedirla, crujiente por fuera, muy cremosa por dentro y con un fuerte sabor al boletus. Sin lugar a dudas una de las que más me gustó.

Tosta de bacalao desmigao con cebolla caramelizada, gamba y sepia: La tapa de la Cafetería Posada de la Fruta, la 11ª del concurso. Nosotros pensábamos que nos pondrían  un pimiento relleno de ternera de Ávila con crujiente de espinaca y arroz frito pero ésa resultó ser la 10ª del programa, la que ponen en Restaurante Mesón Posada de la Fruta, de ahí nuestra equivocación. Decepción inicial porque íbamos directos a por la otra y cuánto me alegré después de comerla sin saber siquiera qué nos habían traído, para mí fue la mejor del día. Salvo porque la sepia debía de ir de incógnito y se disfrazó de chopito, el bacalao estaba bastante jugoso con el punto justo de sal, la cebolla dulce era el contrapunto perfecto para la salazón del bacalao y la gamba y el chopito eran una guinda estupenda para este pastel. Encima nos la tomamos en un patio a la sombra y sentados en unos bancos de madera enormes, qué más podíamos pedir.

Gazpacho del mar: Tapa por accidente que nos tomamos en el Restaurante La Casona, la 20ª del programa. Por accidente porque ya no sabíamos si ir a por otra tapa o a por algo dulce, y porque ese restaurante me llamaba para comerme un chuletón, que bien buena tienen la carne y al fin y al cabo hasta ese momento sólo habíamos tomado unas cervezas y unos pinchines de nada :) Acabábamos de salir de la Posada de la Fruta, éste restaurante estaba de camino a dónde luego iríamos a tomar un café y entramos sin tenerlo ni planeado. Curioso gazpacho, me gustó bastante, y la gamba un tropezón más que interesante. Hacedme caso, si vais a este sitio id a por un chuletón y no a por la tapa por muy buena que esté XD

El resto de la tarde la pasamos paseando por la ciudad, café por aquí, pastelería para llevarnos unos dulces a casa por allá y vuelta a Madrid a media tarde disfrutando del sol y del aire en nuestras caras.

Llegábamos a casa alrededor de las 8 de la tarde habiendo pasado un día estupendo, que habiendo disfrutado con las tapas como ya imaginé que lo haríamos, más disfruté con la compañía que fue de auténtico lujo.

Y todavía no he decidido si este fin de semana volveré para seguir haciendo muescas en la lista de tapas de este año.

No Comments

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.